Consejos para unas vacaciones seguras y aptas para alérgicos

Para maximizar la diversión, hacer que las vacaciones sean una experiencia mágica y evitar momentos inesperados durante viajes llenos de acción, hemos recopilado una serie de consejos para que todo vaya rodado.

Dulces sueños

Reservar una estancia segura.

Apartamento: reservar un apartamento (con cocina) ofrece un nivel adicional de comodidad y tranquilidad ya que puedes preparar tu propia comida y aunque os tocará cocinar al menos lo tendréis todo un poco más controlado.

Camping: Otra muy buena opción para controlar el tema de la comida y disfrutar del aire libre, la naturaleza y a los niños les encanta.

Hotel: hay muchos hoteles que disponen de habitaciones con cocina (apart-hotel) que a las ventajas del apartamento le puedes sumar los servicios que tenga el hotel (piscina, animación infantil, etc.).

En cuanto a hoteles sin cocina, buscando y rebuscando también se pueden encontrar hoteles con la etiqueta “allergy friendly” que ofrecen una gran variedad de servicios orientados a las personas con algún tipo de alergia o intolerancia.

Ubicación, ubicación, ubicación

Al elegir dónde alojarse, es importante tener en cuenta la distancia a las tiendas de alimentos que ofrecen marcas de productos que ya conoces y los restaurantes aptos para personas alérgicas.

Una vez elegido el destino busca también  dónde se encuentra el centro de atención médica y/o hospital más cercano y escribe la dirección y el número de teléfono en tu teléfono móvil. Nunca se sabe.

Recetas del médico

Asegúrate de que las recetas médicas de tu hijo y el plan de actuación de emergencia estén actualizadas. Dependiendo del destino y del tipo de alergia es aconsejable programar una visita al médico antes del viaje.

No te arriesgues!!

Las vacaciones no son el mejor momento para probar nuevos alimentos.

Cocina casera para llevar

El primer día de viaje suele ser agotador, llegamos cansados, con hambre, y no es el mejor momento para buscar un restaurante seguro, un supermercado o incluso ponerse a cocinar. Para la primera noche en una nueva ubicación vale más llevarse la comida preparada de casa ¡lista para calentar y comer!  

Comida rápida

Una mochila cargada con agua y comida “segura” es un salvavidas durante días enteros en la playa, parques de atracciones o cuando se hace turismo.

Planifica las horas de la salida y llévate la comida necesaria, no está de más llevar también un informe de tu alergólogo/a que explique la necesidad médica (si es necesario en inglés) de llevar tu propia comida o informe médico, en algunos parques de atracciones o restaurantes lo puedes necesitar.

Sweets

Al caminar por un destino turístico, tus hijos notarán la tentadora comida en todo momento.

 

Para evitar que se queden “excluidos”, infórmate con antelación para encontrar golosinas/snacks aptos y toma nota de los lugares donde se venden o llévatelas de casa contigo.

Y lo más importante... disfrutad de las vacaciones!!!
 
"Nuestro destino nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas."
  • Instagram alergicus
  • Twitter alergicus
  • Facebook alergicus
alergicus

© 2018 alergicus.org/ alergicus@gmail.com